Concentración


Soy como un pájaro y no exactamente porque puedo volar. Mi poder de concentración es nulo, cero.
Y ya sé lo que están pensando, eso se traduce a que para escribir me tengo que “obligar” a concentrarme. Cuando escribo si no estoy enfocada, no logro mucho –mucho para mí significa, horas y horas de escritura.
Quizá cada una de ustedes tiene diferentes grados de concentración. Conozco gente que se tiene que alienar para escribir, nada de ruidos, nada de música, nada de nada.
Yo en cambio no me puedo concentrar si me aíslo, no puedo escribir porque el ruido de mis pensamientos no me lo permite.
Como ya ustedes saben escribo escuchando música, así me concentro en otra cosa aparte de mis pensamientos.
Quizá soy tan desconcentrada que el ruido, la música, los colores, internet, los chat, el teléfono y la televisión, no me molestan, porque ya estoy desconcentrada.
Sin duda la ventaja es que puedo escribir donde sea, sin importar las interrupciones, la desventaja es que quizá pueda tener más errores en el texto que lo normal, eso no lo sé porque me vuelvo loca si estoy en absoluto silencio.
En mi cortísima carrera como escritora he estado investigando cual es la manera más eficiente para escribir y el silencio no es lo mejor para mí.
A veces, yo misma busco excusas para desconcentrarme. Reviso el teléfono o mis mails. O me levanto a prepararme un café.
No puedo estar horas y horas sentada escribiendo. Puedo escribir por horas pero con interrupciones –a veces auto provocadas–, si lo confieso.
Hay oportunidades en que me doy cuenta que estoy concentrada y por supuesto, en ese segundo ya me desconcentro.
Pero debo decir que tengo el súper poder de tomar el hilo de mi escritura como si no hubiese pasado nada.
Lo que si, siempre trato de hacer, y me lo impongo como disciplina ­­–ya ustedes lo saben– es escribir todos los días, con o sin concentración.
Creo fervientemente que cada escritor/ escritora tiene sus “mañas”, la mía es auto interrumpirme eventualmente, quizá es la manera de mi cerebro de descansar. Después de pensar y pensar o de crear nuevas escenas.
Otra teoría que tengo es que mi cerebro es tan activo que tiene que interrumpirse porque tiene un “backround” que está creando cosas nuevas.
Y no crean que es solamente con los libros, me sucede con los blogs también, aunque también debo confesar que no me sucede cuando diseño, quizá porque mi cerebro descansa y drena en todo ese proceso.
A veces creo ­–y creo que le sucede a más de una– que tengo tantas ideas en la cabeza que desearía tener una aparato especial para sacarlas de ahí y almacenarlas tal cual como están en un contenedor.
Y si no pienso en las ideas, pienso en la revisión de mis textos, la publicación y/o como voy a hacerle publicidad, es una de las desventajas de lanzarse a la aventura de escribir sola, tienes que estar pendiente de todo el proceso, desde que escribes hasta que publicas, eso, sumado a mi falta de concentración natural… se pueden imaginar…
A mi parecer –y que esto sirva de lección de vida– lo importante no es tener una técnica en especifico, es lograr tu metas de la manera que tu seas más feliz, no importa si estas técnicas no se adaptan a las técnicas “regulares”.
Yo con mi falta de concentración estoy orgullosa con lo que he logrado, y creo que al paso que voy no voy a cambiar la forma “poco ortodoxa” como trabajo al fin y al cabo creo que sí soy como un pájaro además de mi falta de concentración, cuando escribo siento que puedo volar.



@HMoranHayes
www.helenamoranhayes.com
https://www.facebook.com/HelenaMoranHayes

Share this:

CONVERSATION

4 comentarios:

  1. No creo que haya una 'concentracion' para escribir, mas bien me inclinonpor 'el estado de animo correcto'. Durante seis años escribi 'a dos manos', mi compañera era mi opuesto y a la vez mi igual, por lo que los humores influenciaban mucho nuestro trabajo. Termine acostumbrandome, si hay algun sentimiento que disturba mi paz interna...no puedo escribir ni dos lineas.

    Hoy precisamente trate de canalizar mi tristeza en escritura, ha sido un desastre. Sin dudas quisiera tener un sistema de "auto-enfriamento" como el tuyo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buena la comparación! Efectivamente mi escritura es mi "auto-enfriamiento". Siempre he deseado escribir a dos manos, espero en algún momento encontrar mi "mano socia".
      Mucha suerte con tus escritos, espero saber de ellos pronto!

      Eliminar
  2. Hola guapísima!, me pasaba por aquí para ver que tal estabas, saludarte, y de paso, pedirte el favor de que te hagas eco de esta promoción, si no es mucha molestia (tus compis del club y yo, te estaríamos realmente agradecidas):

    http://elclubdelasescritoras.blogspot.com.es/2012/11/pasion-de-navidad-promocion-y-fecha-de.html

    Saludos y hasta otra!, muak!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro D.C, ya entro en tu blog para verla y hacerte publicidad! :)
      Un abrazo!

      Eliminar