Correccion: Fase 2

A medida que busco información en la web (además de otros recursos) aumento mi conocimiento en los pasos que debería seguir en mi arduo proceso de publicación. En la web se encuentran cualquier cantidad de páginas referentes a publicaciones de libros, de cualquier tema, tanto en inglés como en español.
Uno de los procesos más delicados es la revisión, siempre a los escritores noveles se nos advierte (casi que con letras rojas e intermitentes) que el manuscrito debe estar lo más limpio posible, y es cierto, ningún editor te va a publicar si tienes escritas palabras como hubieranos o estabanos, las malas palabras (groserías) deben estar cuidadosamente bien manejadas, la sintaxis, la ortografía, el manejo de los personajes, la trama, la coherencia, la originalidad, entre tantas cosas son cosas que un escritor novel debe tener en cuenta antes de enviar su manuscrito a una editorial.
Una de las cosas que recomiendan en muchos blogs y páginas es luego de que tú mismo revises tu manuscrito (cosa que hice unas cinco veces más o menos y consideré que todo estaba a punto) es enviarlo a amigos o conocidos que le guste leer para que te den una opinión informal acerca de tu manuscrito además de correcciones que deberías aceptar con humildad y tolerancia.
Cuando pensé que mi novela estaba perfecta, decidí enviarla a siete amigas para que me dijeran que opinaban al respecto… todavía espero la respuesta de seis de ellas. Mi consejo es que no se desanimen si esto les pasa, a todos le fastidia leer un manuscrito que no esté encuadernado o que no tenga un ISBN, por muy amigas o amigos o familia que sean y te amen con toda el alma, no se van a leer todo el manuscrito, a menos que tu apellido sea García Márquez o Coelho.
Afortunadamente la única amiga que me respondió, resulto ser una inquisidora en ortografía y me encontró cualquier cantidad de errores en el manuscrito (si lee esto, estoy segura que los encontrará aquí y me los dirá), lo que confirma mi entrada enterior, soy analfabeta y ciega, pero al final eso es lo que se necesita, no que mucha lea tu novela –antes de salir, eso sí- si no que, los que lo hagan lo lean a profundidad y te hablen de tus errores así como de tus aciertos.
Así que, por ahora termina mi aventura de revisión “interna”. Próximo paso, enviarlo a una correctora profesional, desde ya me duele el bolsillo con el golpe económico, pero todo sea por ver a mi novela lo más cerca de la perfección, por cierto, la perfección no existe.
Ya les contaré como me fue...

Chau chau

Share this:

CONVERSATION

0 comentarios:

Publicar un comentario